GARANTIA


De conformidad con la legalidad vigente, toda venta de productos está sometida a las garantías legales y más específicamente a la responsabilidad por defectos ocultos.


El marco legal vigente, Real Decreto Legislativo 1/2007 por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias y Ley 3/2014 por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007 tiene por objeto facilitar al consumidor el conocimiento precontractual de las condiciones de compra y entre otras distintas opciones, el derecho para exigir la resarcimiento cuando el bien adquirido no sea conforme con el contrato, es decir, que el producto vendido presente defectos ocultos o de fabricación y que lo hagan impropio para el uso al cual está destinado, o que disminuyan tanto este uso que no cumpla los requisitos por el cual el Cliente lo hubiese comprado.


En caso de falta de conformidad del producto, en general, se reconoce un plazo de dos años de garantía desde la fecha de entrega del producto para que el comprador pueda hacer efectivos sus derechos.


Para acceder a dicha garantía, el Cliente deberá presentar documentación acreditativa mediante la factura.


Dicha garantía cubre, a elección del fabricante, la reparación del producto involucrado con respecto al defecto constatado o el reemplazo del producto por otro producto con funcionalidades similares o, al menos, un producto equivalente. Cuando la reparación o sustitución no fueran posibles o resulten desproporcionadas, el consumidor podrá exigir la rebaja del precio o la resolución del contrato.


Ahora bien, sólo en los 6 meses siguientes a la entrega, se presumirá que la falta de conformidad ya existía en el momento de la misma, correspondiendo al comprador probar que el bien era no conforme.



El beneficio por parte del Cliente de la referida garantía está subordinado:


1. El Cliente notifique por escrito a Lab Comercial, mediante escrito a nuestro departamento de servicio de Atención al Cliente, adjuntando la factura que acredite la garantía, no siendo aceptada en nuestros almacenes ninguna mercancía que no haya sido previamente autorizada a su cambio, devolución o reparación por defecto de fabricación.


Respecto a los defectos aparentes o a la vista del producto, dicha notificación deberá efectuarse dentro de las primeras 24 horas siguientes a la entrega del producto.


2. El Cliente devolverá el producto en cuestión, con su embalaje original asegurando su protección durante el transporte y acompañando del albarán de entrega y la factura correspondiente emitida por Lab Comercial.


3. El producto para reparación siempre deberá ser enviado a portes pagados por el Cliente.


4. Lab Comercial o el Servicio Técnico del fabricante verificarán de la existencia del defecto en el producto que quede cubierto por la garantía.


5. Lab Comercial se reserva el derecho a solicitar a un servicio técnico oficial de la marca, una verificación del origen del problema. En caso de resultar un defecto provocado por el mal uso, la reparación será facturable.


6. Si el producto está en garantía y tiene un defecto de fabricación, Lab Comercial abonará al Cliente los portes pagados y los portes de la devolución del producto al Cliente correrá a cargo de Lab Comercial.



La garantía se dirige únicamente al titular (parte contractual) que figure en la factura y sólo el titular podrá exigir la misma.



La garantía perderá su valor en los siguientes casos:


- El producto dotado de una fecha límite de uso/ de consumo (presencia de una fecha de expiración, caducidad, etc.).


- En caso de uso indebido por no seguir el manual de instrucciones del producto. Transformación del producto.


- Si se modifican, alteran o sustituyen algunos de los datos de la misma o del justificante de compra.


- Si se manipula o repara el propio aparato garantizado sin conocimiento del Servicio Técnico.


- Negligencia del Cliente en el almacenamiento y/o mantenimiento del producto.


- Deterioro normal del producto.


- Si carece de factura.


- En caso de subidas de tensión o conexión a un voltaje inadecuado.


Si el producto no está en garantía, el Cliente podrá solicitar un presupuesto de la reparación del producto con el pago del coste de dicho estudio, el cual será descontado en el caso que se realice la reparación. El Cliente tendrá que hacerse cargo de los costes de transporte. Las partes consumibles como baterías, hidráulicos, motores, cables, pilas, bombillas, fusibles etc. no entran en la garantía junto con accesorios.


Durante el periodo de reparación o revisión, la empresa no sustituirá el producto ni tampoco implicará indemnización alguna.